Spider-Man Homecoming | Review (Sin Spoilers)

Mi sentido arácnido me dice que tenemos Spider-Man para rato

191
0
SHARE

Cuando se anunció que el Spider-Man que nos habían presentado en Civil War tendría su propia película, Keving Feige, la cara conocida de la productora de Marvel, nos dijo que el objetivo era que el film sea divertido y gracioso. Esto es algo que muchos de los fans venían pidiendo ya que es parte de la esencia de los comics del héroe arácnido, pero por algún motivo solían no lograrlo por completo.

Bueno, prepárense para ver una película que es todo lo que Spider-Man debería ser. Es divertida de principio a fin, con un cast que tiene un tiempo de comedia brillante pero que al momento de traer el drama no falla. La trama no es extremadamente compleja, lo cual no hace que estemos pensando en miles de historias distintas a la vez.

Metiéndonos un poco más en detalle, y obviando spoilers, les puedo decir que ese gustito que nos quedó de Civil War de que Tom Holland es Peter Parker, se confirma en Homecoming. Tom es el Spider-Man que necesitábamos y recordábamos de nuestra infancia. Aunque algo de drama tiene que darnos, y este se enfoca en su necesidad impresionar a Iron Man, que se convierte en un mentor/figura paterna para Peter.

La aparición de Tony Stark en el film es lo justo y necesario. Ni muy poco, ni demasiado como para robarle el protagónico a Peter; y la relación entre ambos fue una de mis cosas favoritas del film.

Ahora, sabemos que no todo puede ser perfecto. Como es usual para Marvel su falla más grande suele ser el villano, y aunque no es necesariamente malo, es olvidable. Tiene algún que otro momento que te puede erizar la piel, pero eso tiene que ver más que nada con Michael Keaton y su interpretación de escenas que, quizás, con otro actor no hubiesen funcionado.

Lo otro que podemos marcar como negativo es que, teniendo en cuenta toda la emoción con el anuncio de que participaría del film y la cantidad de press tours que estuvo haciendo, Zendaya no tiene mucha participación en Homecoming. Lo suyo tiene que ver más con lo que le llegará a su personaje en futuras películas, algo que se van a dar cuenta al mirar el film. De todas formas, ¿era necesario que este en todos lados? Hasta aparece en los posters, como si su personaje en este film fuese importante para el plot. Siendo sinceros, Laura Harrier que interpreta a Liz tuvo mucho más protagónico que ella.

Pero, aunque podamos marcar cosas negativas, y para hacerlo nos tenemos que poner a hilar fino, Spider-Man Homecoming es una de las mejores películas de Marvel. Y, aún más importante, es sin duda alguna la mejor película de Spider-Man que hemos visto.

Esperemos que este nunca nos muestre su lado “malvado-cool” a la gran Spider-Man 3.

Puntaje: